Ganemos las instituciones, Ganemos Albacete y Castilla-la Mancha

Ada Colau dio el pistoletazo de salida con Guanyem Barcelona, y parecería que todas las demás ciudades se hayan lanzado a copiar el modelo. No es así porque la simiente ya estaba, pero ha sido el impulso que ha proporcionado la visibilidad necesaria.

Por mi cercanía a Ganemos Albacete he seguido sus inicios, y aunque no participo directamente – no estoy censado en esa ciudad – he observado la forma de construir unión, sus dificultades a la hora de integrar personalidades e ideologías, los sobresaltos que causa el fuego amigo, el mucho trabajo que conlleva, la falta de recursos que pone en riesgo el proyecto, y sobre todo el entusiasmo y esfuerzo de quienes están consiguiendo que el trabajo cuaje en una realidad política.

Mientras, cuando hablo con personas de mi entorno, me encuentro con visiones erróneas de lo que representan los movimientos Ganemos, desde la percepción de que es otro partido político más, hasta la sensación de que esto está hecho y sólo falta esperar la hora de las votaciones en Mayo de 2015.

Nos han estado vendiendo que democracia es votar cada cuatro años, optando entre el malo y el peor. Ya es hora de que dejemos de comprar ese embuste, nos arremanguemos, y nos pongamos a trabajar. TODOS Y TODAS nos pongamos a trabajar. De eso va este escrito, con mi aplauso confesado por quienes se lo curran día a día. Allá vamos.

——— Los activos ———

El objetivo de las plataformas Ganemos/Guanyem, reflejado en ocasiones incluso con excesiva corrección política en sus manifiestos, es ganar las instituciones para quienes habitan en las ciudades. Están – estamos – hartos de que se nos aplique aquél lema del Despotismo Ilustradotodo para el pueblo, todo por el pueblo, pero sin el pueblo”, y queremos cambiarlo por “todo para el pueblo, todo por el pueblo, pero sin intermediarios”. Por eso raro será el Manifiesto que no hable de participación, hasta el punto que el programa está en la mayoría de casos por hacer, y de hecho esperan que sea la ciudadanía quien lo dicte.

La ciudadanía la componen hombres y mujeres, vecinos, que desean participar en la vida de su ciudad.

La gran pregunta es quienes son. Que no nos deslumbren las figuras mediáticas, la base son ciudadanos y ciudadanas que han decidido tomar las riendas de la cosa pública en su ciudad o comunidad. Lo dicen muy bien tanto personas de a pie – en esta entrevista de Ganemos Albacete – como activistas muy conocidas – Ada Colau en la presentación de Guanyem Barcelona. Son gente que en muchos casos viene de una larga lucha por hacer oír su voz desde los partidos tradicionales, asociaciones de barrio, movimientos sociales…. Para algunos, la actividad política es una novedad, y se les ve incómodos cuando toman la palabra en las asambleas. Otras personas tienen que esforzarse por dejar en la puerta antiguas militancias, rencillas, ideologías, forma de hacer las cosas. Su activo común es reinventar la política cada día, haciendo camino al andar.

¿Y cuál es el papel de los partidos políticos en todo esto? El mismo que el de los movimientos sociales, que cada cual apoye a la asamblea desde la periferia con lo que mejor sepa hacer, o lo que pueda aportar. Son totalmente necesarios todos los partidos políticos que acepten las reglas de construcción: IU porque aporta la experiencia en los consejos municipales y una larga tradición de luchas, EQUO se está configurando en muchos casos como un elemento aglutinador que parte de la ventaja de haber practicado el radicalismo democrático y asambleario durante tres años, Podemos porque está experimentando estos mismos procedimientos o muy similares y ha conseguido introducirse en los medios tradicionales, y sin duda me dejo otros muchos en el tintero como M+J ….

Pero no menos importantes son los movimientos sociales: las federaciones de asociacionesMovimientos sociales de vecinos que conocen los problemas del municipio de primera mano, la asamblea ciudadana, los grupos activistas como ATTAC o Ecologistas en Acción que se están convirtiendo en un verdadero detonante de los movimientos, las asociaciones de desempleados que saben de la exclusión y la frustración de la búsqueda de un trabajo digno, los sindicatos que conocen como nadie las claves de la lucha social, y sin duda otros muchos que alargarían en exceso este párrafo.

Lo fundamental es que tanto los partidos políticos como los movimientos sociales y activistas acepten su rol de facilitadores y renuncien a intentar dirigir los movimientos, que son y deben ser libres de construir su propia ideología.

——— Los riesgos ———

La construcción de un movimiento Ganemos es frágil y sujeta a incertidumbres y riesgos. El primero el de la desconfianza elevada a rango de intransigencia. Hay quienes sucumben a la desconfianza y exigen a los participantes que abandonen su ideología y renuncien a las siglas en las que hasta hoy han militado, sin darse cuenta de que están pidiendo a activos importantes por su experiencia que renuncien a buena parte de su identidad. Eso no es posible a largo plazo, ni mucho menos deseable. La personalidad de Ganemos la forman la suma de las personalidades de quienes integran el movimiento, y mal iríamos si de entrada les pedimos que se despojen de parte de ella. Es una postura comprensible, pero un grave error en mi opinión.

Otro problema no menos grave es el fuego amigo. Personas conocidas por su larga trayectoria política que de forma inoportuna ponen palos en las ruedas, ellos sabrán por qué. Pongo como ejemplo este artículo en el que el autor declara que Ganemos Albacete empezaba mal… aún antes de que ese nombre hubiese ni siquiera aparecido en los medios.  No ha sido el único, ni con toda seguridad será el último que prejuzga a destiempo.

asamblea participativa en un parque¡Y qué decir de la carencia de recursos! No sólo económicos, que también y más cuando no se aceptan prebendas ni donaciones, sino sobre todo de manos y cabezas para trabajar.  Porque hay mucho por hacer. Ya sabemos que escribir reglamentos, debatir manifiestos, o diseñar sistemas electorales no son el colmo de la diversión, pero son necesarias manos, y sobre todo cabezas y voluntades, para construir.

——— El pasivo ———

Ya he mencionado muchas de las dificultades con las que un proyecto como Ganemos Albacete tiene que enfrentarse – desconfianzas, costumbres heredadas, visiones partidistas – pero la peor es la falta de apoyo de sus conciudadanos.

Si habéis leído la entrevista que enlazaba al principio de este artículo, recordaréis que quien respondía al periodista es Josean Peñaranda, que era – y creo que sigue siendo – miembro de la Mesa Local de Albacete de EQUO, pero que prácticamente ha abandonado las responsabilidades de su cargo en este partido político desde que la idea de crear una confluencia ciudadana en Albacete empezó a germinar allá por el mes de julio, a propuesta – cómo no – de miembros de asociaciones activistas como ATTAC y Ecologistas en Acción. Sin embargo, si bien Josean y otros cuantos se han involucrado por completo, viendo la lista de adhesiones a Ganemos Albacete sospecho que no participamos los suficientes. En las charlas de café mucha gente habla de que hay que cambiar las cosas, de que hay que echar a los de siempre, de que son necesarias nuevas políticas, … Pues bien, al menos aportemos nuestro trabajo y nuestras ideas, pocas o muchas, y apoyemos a quienes se están involucrando, porque de no hacerlo seguiremos renegando en las tabernas durante mucho tiempo.

Y el primer paso es firmar los manifiestos. Los compañeros de Ganemos Albacete nos esperan el jueves 6 de noviembre a las 10:30 en los soportales del Ayuntamiento de Albacete para arroparles durante la rueda de prensa de presentación. El 8 de noviembre inicia su marcha Ganemos Castilla-la Mancha en Alcázar de San Juan. El 15 de noviembre inicia su andadura Ganemos Albacete desde su Asamblea Constituyente. También en otras muchas ciudades, incluida la tuya o alguna cercana: Talavera, Munera, Valdepeñas, ….

Por fin ciudadanos y ciudadanas tendremos esa oportunidad de participar que muchos llevamos décadas esperando, ¿renunciaremos ahora que la tenemos tan cerca?

Anuncios

2 comentarios en “Ganemos las instituciones, Ganemos Albacete y Castilla-la Mancha

  1. Qué bueno el vídeo de la Colau…

    Sobre la ultracorrección política de algunos manifiestos, ya comentamos que dan ganas de vomitar. ¡Puagh!

    El fuego amigo, el maldito fuego amigo. ¿Que por qué actúan así? En mi opinión, porque es algo en lo que ellos no están metidos, y claro, si no están ellos, ¿cómo va a ser bueno? ¡Si ellos son la hostia!

    Firmemos, participemos y ganemos, pues.

    P. D. No conocía yo a ese partido político, “Por un mundo más justo”.

    Me gusta

    • Detrás del fuego amigo hay más razones desgraciadamente. A veces es simplemente la incapacidad de comprender lo que está ocurriendo, que conlleva la reducción al terreno de lo conocido. Como dijo Maslow, “si tu única herramienta es un martillo, tiendes a tratar cada problema como si fuera un clavo“. Por ejemplo este artículo, que enfoca el fenómeno incipiente de Ganemos Castilla-la Mancha como una especie de acuerdo entre ATTAC e IU, reduciendo la propia Asamblea – todavía por celebrar – a un mero trámite. Craso error en mi opinión, pero los compañeros de AlbaceteCuenta, a los que generalmente aplaudo por su valentía, esta vez se enrocaron. Lástima.

      En cuanto a M+J, te aconsejo que les sigas, gente de muchos quilates.

      Saludos.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.