La post-verdad en contexto

Este es el primero de una mini-serie de tres artículos académicos sobre la relación entre post-verdad, xenofobia y populismo. No se escribieron para ser publicados por lo que el estilo puede sonar más formal de lo habitual, pero por la vigencia de su temática he considerado interesante incluirlos en el blog.

Empezamos por el neologismo post-verdad, que en el fondo no es más que una falsedad que toma  apariencia de realidad cuando la interpretan las emociones. Cuando quien emite la post-verdad sabe cómo hacerlo, funciona, y generalmente convence. Que se lo digan a Trump, Marine Le Pen, y tantos otros. También en España, pero aquí se utiliza desprovisto de la faceta excluyente.

Tampoco es necesario que incluya palabras, puede emitirse una post-verdad en formato imagen, obteniendo el mismo resultado con menos polémica. Ved este ejemplo polaco:

Etnocentrismo y xenofobia en Polonia

La violación de Europa por el Islam. Publicado por la revista polaca wSieci. Fuente La Vanguardia.

La crisis consiste precisamente en el hecho de que lo viejo muere y lo nuevo no puede nacer: en este interregno se verifican los fenómenos morbosos más variados” Antonio Gramsci (1999).

En lo que se refiere a la estructura política, lo viejo está representado por ese Estado-nación que se enfrenta al trilema según el cual sólo pueden darse simultáneamente dos de tres elementos: democracia, soberanía nacional o integración en la economía global (Rodrik, 2007).

Ya avanzaba Castells que en un mundo global “la capacidad instrumental del estado-nación resulta decisivamente debilitada por la globalización de las principales actividades económicas, de los medios y la comunicación electrónica, de la delincuencia, de la protesta social y de la rebelión bajo la forma de terrorismo transfronterizo” (Castells, 1997:336).

Populismo.

Algunos movimientos institucionalizados reducen el trilema a un elemento: la soberanía nacional. La mayoría utilizan el populismo como maquinaria electoral.

El filósofo post-marxista Ernesto Laclau (citado por Valdivieso, 2016) reemplazó la lucha de clases por la idea de una pluralidad de antagonismos. El populismo es ambiguo, sirviendo su vaguedad de criterio unificador. No es un movimiento o una ideología, sino una lógica política (Valdivieso, 2016:54-55), “una de las formas de constituir la propia unidad de grupo” (Laclau, 2013, citado por Valdivieso 2016:55). El discurso se llena de simplificaciones, en las que “ninguna unidad conceptual precede al significante” (Valdivieso, 2016:58).

Post-verdad

Maquiavelo recomendaba el engaño ante la constatación de que quienes lo utilizaron “han acabado triunfando de los que se fundaban en la lealtad… Los hombres son tan simples, y se someten hasta tal punto a las necesidades presentes, que quien engaña encontrará siempre quien se deje engañar.” (Maquiavelo, 1513: cap. XVIII).

El engaño cambia de forma para encajar en el discurso del momento: ahora se significa como post-verdad[1]. Palabra del año por el diccionario de Oxford en 2016, el neologismo se define como indicador de “circunstancias en que los hechos objetivos influyen menos en la formación de la opinión pública, que los llamamientos a la emoción y a la creencia personal” (Amón, 2017). Aunque pueden ser complementarias, no debe confundirse con agnotología, el estudio de la duda o ignorancia culturalmente inducida.

Aunque ya era conocido, el concepto fue divulgado por David Roberts[2], que afirmaba en 2010 que vivimos en la política de la post-verdad: “una cultura política en la que el proceso político se ha desconectado casi por completo de las políticas públicas.”[3] Se apela a enemigos exteriores desde las emociones. La post-verdad permite dirigir un mensaje simplificado – simplista – hacia los valores más básicos. Algunos ejemplos procedentes de partidos consolidados[4]:

El discurso del Frente Nacional de Marine Le Pen en Francia[5] afirma que ya no existe libertad en Francia porque es la señora Merkel quien decide[6], la inmigración que llega a Francia es económica[7], es imposible acoger más refugiados porque los franceses no pueden pagar el coste[8], etc.

El caso de Polonia es todavía más llamativo, teniendo en cuenta que es un país con un 1% de inmigración (Leszczynski, 2015). El partido gobernante Ley y Justicia defiende la imposibilidad de acoger a los 7.000 refugiados a los que se comprometió el gobierno anterior[9], mientras la revista wSieci muestra en portada la imagen colgada al inicio del post: Europa agredida por brazos morenos (Desalambre, 2017).

Publicidad xenófoba del gobierno polaco

En Holanda, el PVV (Partido para la Libertad, segundo en las elecciones legislativas de 2017) defiende que el islam no es una religión, sino una ideología peligrosa (Blanco, 2017).

En Hungría, el propio gobierno difunde su post-verdad con dinero público (Fig.1).

Niegan que sea racismo, ni xenofobia, pero siempre es etnocentrismo: una diferenciación cultural (Bohannan, 2010). El discurso contra los otros es fundamental, porque “para ser étnico, se necesita a alguien que sea étnico de otra forma” (Hicks y Leis, 1977 citados por Bohannan, 2010).

Algunos canales de transmisión.

Al institucionalizarse, la mayoría de estos partidos acceden a canales de comunicación convencionales – TV, radio, periódicos, revistas, … – pero también dominan los nuevos medios, y sobre todo se introducen en los canales institucionales.

Algunos ejemplos de canales de transmisión representativos:

  • Las instituciones de la UE: La líder del Frente Nacional francés Marine le Pen o el del UKIP Nigel Farage son miembros de la eurocámara. Esta pertenencia otorga una especial apariencia de legitimidad al criticar la UE.
  • Las instituciones estatales: Los partidos de la post-verdad ya gobiernan o han alcanzado la representación parlamentaria y disponen de partidas presupuestarias públicas.
  • Redes sociales: Declaraciones y reportajes en YouTube[10], además de las habituales cuentas en Twitter[11] y Facebook[12].
  • Informaciones oficiales sesgadas: A título de ejemplo, en la Nochevieja de 2015, según fuentes policiales se denunciaron más de 1.000 agresiones de refugiados a mujeres[13] en Alemania. Poco después, un tercio de los alemanes habían cambiado de opinión respecto de la acogida de refugiados (Desalambre, 2016).

En resumen, la población recibe post-verdades desde canales institucionales, que aportan una legitimación adicional. Esta sería la vía de dos escalones, que se complementa con información partidista amplificada por las webs, blogs y redes sociales, y reforzada por rumores.

Rumores y post-verdad.

Todo el arte de la guerra está basado en el engaño…. El punto final de la formación de un ejército es llegar a la no forma. Cuando no tienes forma, los informadores no pueden descubrir nada, ya que la información no puede crear una estrategia. “ Sun Tzu (aprox. 500 AC). El Arte de la Guerra

La política es la guerra continuada por otros medios[14] Michel Foucault (1976)

Que el mensaje sea cierto o no, es irrelevante[15]: el discurso no tiene una forma ideológica sólida, y su vector – el populismo – se fortalece en la vaguedad.

Vinculación de rumor y post-verdad.

Los rumores satisfacen al menos dos características: el continuo viaje del mensaje, y su origen no oficial (Kapferer, 1989, citado por Muñoz y Vázquez, 2008:39). En la post-verdad se cumple la primera condición, pero no la segunda porque su origen puede residir tanto en instituciones privadas como gobiernos.

Encontraremos post-verdades que toman del rumor una forma reducida, acentuada y preparada para su asimilación por las masas. Se busca la expansión del mensaje adaptándolo para otorgarle la máxima importancia mientras su ambigüedad facilita un gran calado (Allport y Postman, 1947 y 1967, citado por Muñoz y Vázquez, 2008:40-41)

Con estas características comunes, se emiten post-verdades con la intención de buscar efectos de refuerzo mutuo con lo que Allport y Postman (1967) llamaron rumores cristalizados – “Los extranjeros nos quitan el trabajo”, por ejemplo – que se han asentado en la conciencia colectiva de un amplio sector social.

Pero también se relacionan en la dirección opuesta, en la que el rumor confirma el mensaje de post-verdad. Es frecuente escuchar en conversaciones entre desempleados afirmaciones del tipo “…mi cuñado conoce a unos extranjeros que viven de las ayudas que a nosotros nos niegan…[16].

Efectos psicosociales.

Si la función de la educación social[17] es cohesionar la sociedad mediante la socialización, las post-verdades reforzadas la fraccionan: pretenden crear identidades sociales que se definirán en oposición a los demás grupos. Se fomenta la exclusión – cuando no la estigmatización –  de colectivos cuyas características no concuerden con la idea de nacionalidad, creando el colectivo artificial de los otros.

Cabe por tanto poca duda que post-verdades y rumores se refuerzan, buscando el cambio de actitud y opiniones de la mayoría social (Marc, 1987).

En conclusión.

En el mundo de la ciencia muchas veces se escuchan a científicos decir ‘Eso es un buen razonamiento. Mi teoría estaba equivocada’ y cambian su enfoque para descubrir nuevas cosas… Sin embargo, no recuerdo la última vez que un político o un religioso dijo lo mismo.” Carl Sagan (1987)[18].

Rumores y post-verdades no son el mismo concepto. Sin embargo, se complementan y refuerzan mutuamente con el objetivo de cambiar la realidad social en una determinada dirección. Se persigue reconstruir – o conservar – un modelo de sociedad basado en creencias y mensajes reducidos, mediante la exclusión del otro, ese que no debería estar ahí.


[1] En inglés, Post-Truth

[2] Las cita original de Roberts es: “We live in post-truth politics: a political culture in which politics (public opinion and media narratives) have become almost entirely disconnected from policy (the substance of legislation).”

[3] Nota de traducción: la lengua inglesa dispone de tres palabras diferenciadas: polity equivale al sistema, a la estructura política; politics es el proceso político, la política; policy sería el producto político, las políticas públicas.

[4] El FN francés fue fundado en 1972, el PVV en 2006, UKIP en 1993, en Polonia el partido Ley y Justicia procede de Acción Electoral Solidaridad fundado en 1997, etc. Fuente Wikipedia.

[5] Extraído de los vídeos de Marine Le Pen referenciados. Las frases utilizadas se repiten con frecuencia, por lo que no he creído necesario referenciar una fuente en concreto.

[6] No menciona que, aunque efectivamente Francia ha cedido soberanía, mantiene una muy importante capacidad de decisión por ser la segunda nación de la UE.

[7] En realidad, en 2015 el 54% de las llegadas procedía Siria, y otro 29% de países sumidos en conflictos graves como Afganistán o Eritrea (Galarraga, 2015).

[8] En 2015 Francia había acogido 12.962 personas (el 0,02% de su población) mientras Grecia, hundida en una gravísima crisis, ha recibido a casi 350.000 (el 3,22%), y un estado tan pequeño como Líbano alberga a 1,1 millones de refugiados (Galarraga, 2015).

[9] Curiosamente, han aceptado unos 5 millones de refugiados blancos, cristianos y eslavos procedentes del este de Europa. (Agencia EFE, 2016).

[10] Una búsqueda sobre Marine Le Pen en Youtube devuelve unos 774.000 resultados, su canal contiene 173 vídeos y 16.587 suscriptores (consultado 21/03/2017).

[11] Twitter suele ser un buen indicativo del alcance en redes sociales. Dos ejemplos: @MLP_officiel (Marine Le Pen) tiene 1,33 millones de seguidores, muy cerca de los 1,89 del presidente de la república francesa François Hollande; @Nigel_Farage  con sus 724.000 supera de largo la primera Ministra británica Theresa May, que sólo alcanza 263.000.

[12] El Frente Nacional tiene, por ejemplo, más de 420.000 seguidores por 128.000 el Partido Socialista francés.

[13] En realidad, de los 58 hombres detenidos dos meses más tarde, sólo tres habían solicitado el estatus de refugiado.

[14] La cita completa en francés es la siguiente: “Le pouvoir, c’est la guerre, c’est la guerre continuée par d’autres moyens. Et à ce moment-là, on retournerait la proposition de Clausewitz et on dirait que la politique, c’est la guerre continuée par d’autres moyens (Foucault, 1976, p.16).”

[15] Sin querer entrar en detalles, ver por ejemplo el artículo (en francés) de Vaudano y Pochard (2017)

[16] Observación propia. Sustitúyase cuñado por lo que corresponda.

[17] No estoy familiarizado con la perspectiva socio-educativa, pero entiendo que se pretende analizar la influencia entre rumores y post-verdades en la incorporación de los individuos a las redes sociales, y en el desarrollo de su sociabilidad (APESCAM, 2004).

[18] Cita original: “In science it often happens that scientists say, ‘You know that’s a really good argument; my position is mistaken,’ and then they would actually change their minds and you never hear that old view from them again. They really do it. It doesn’t happen as often as it should, because scientists are human and change is sometimes painful. But it happens every day. I cannot recall the last time something like that happened in politics or religion.” Según Wikiquote, fue pronunciada en la conferencia de CSICOP.


Referencias

Agencia EFE – Varsovia. (25 de febrero de 2016). Polonia quiere inmigrantes a la carta: cristianos, ucranianos y “trabajadores”. eldiario.es. Recuperado el 18 de marzo de 2017, de http://www.eldiario.es/desalambre/Polonia-inmigrantes-cristianos-ucranianos-trabajadores_0_488201874.html

APESCAM. (2004). Definición de Educación Social. Recuperado el 24 de marzo de 2017, de eduso: http://www.eduso.net/red/definicion.htm

Blanco, P. R. (19 de marzo de 2017). La interesada definición que hace Wilders del Islam como ideología. El País Hechos. Recuperado el 20 de marzo de 2017, de http://elpais.com/elpais/2017/03/17/hechos/1489756221_710282.html

Bohannan, P. (2010). Para raros, nosotros. Introducción a la Antropología Cultural. . Madrid: Akal.

C dans l’air. (15 de septiembre de 2015). Marine Le Pen évoque l’inmigration, “ce cancer” à Hénin-Beaumont. Francia. Recuperado el 18 de marzo de 2017, de https://www.youtube.com/watch?v=m_I06REyqFQ

Castells, M. (2006). LA ERA DE LA INFORMACIÓN VOL 2: el poder de la identidad. Madrid: Alianza Editorial, SA.

Desalambre. (15 de febrero de 2016). Solo tres de los 58 hombres detenidos por los abusos sexuales de Nochevieja en Colonia son refugiados. eldiario.es. Recuperado el 21 de marzo de 20174, de http://www.eldiario.es/desalambre/Colonia-refugiados-Alemania-agresiones_sexuales_0_484701883.html

Desalambre. (18 de febrero de 2016). Una revista ultra polaca recupera el falso mito del extranjero violador. eldiario.es. Recuperado el 25 de marzo de 2017, de http://www.eldiario.es/desalambre/Portada-ultraderechista-Violacion-islamista-Europa_0_485751619.html

English Oxford Living Dictionaries. (s.f.). Recuperado el 18 de marzo de 2017, de Word of the Year 2016 is…: https://en.oxforddictionaries.com/word-of-the-year/word-of-the-year-2016

Galarraga, N. (24 de septiembre de 2015). Cifras y gráficos para entender la crisis migratoria en Europa. El País Internacional. Recuperado el 20 de marzo de 2017, de http://internacional.elpais.com/internacional/2015/09/24/actualidad/1443093540_513270.html

Gramsci, A. (1999). Edición crítica del Instituto Gramsci. (V. Gerratana, Ed.) ERA. Recuperado el 25 de marzo de 2017, de https://es.wikiquote.org/wiki/Discusi%C3%B3n:Antonio_Gramsci

Holeindre, J.-V. (Summer/été de 2011). Violence, guerre et politique. Étude sur le retournement de la „Formule‟ de Clausewitz. Res militaris, 1(3). Recuperado el 18 de marzo de 2017, de Violence, guerre et politique. Étude sur le retournement de la „Formule‟ de Clausewitz: http://resmilitaris.net/ressources/10144/29/res_militaris_violence_guerre_et_politique-jean-vincent_holeindre.pdf

Leszczynski, A. (2 de julio de 2015). La paradoja polaca. El País internacional. Recuperado el 18 de marzo de 2017, de http://internacional.elpais.com/internacional/2015/07/01/actualidad/1435770049_079387.html

Manenti, B. (8 de diciembre de 2015). Elections régionales : qui a voté FN ? Recuperado el 21 de marzo de 2017, de L’OBS: http://tempsreel.nouvelobs.com/politique/elections-regionales-2015/20151208.OBS0971/elections-regionales-qui-a-vote-fn.html

Maquiavelo, N. (1983). Il Principe. Madrid: RBA Proyectos Editoriales, SA.

Muñoz Justicia, J., & Vázquez Sixto, F. (2008). Processos col·lectius i acció social. Barcelona: UOC.

Reicher, S. (1987). Cap. VIII. Conducta de masa como acción social. En J. Turner, Redescubrir el grupo social: una teoría de categorización del yo. (págs. 235-273). Madrid: Morata.

Roberts, D. (1 de abril de 2010). Post-truth politics. Recuperado el 18 de marzo de 2017, de grist: http://grist.org/article/2010-03-30-post-truth-politics/

Rodrik, D. (27 de junio de 2007). The inescapable trilemma of the world economy. Recuperado el 18 de marzo de 2017, de Dani Rodrik’s weblog: http://rodrik.typepad.com/dani_rodriks_weblog/2007/06/the-inescapable.html

Thelesurvivant. (7 de abril de 2012). Marine LE PEN “Que l’Union Européenne aille au diable !!!” (3:03). Recuperado el 18 de marzo de 2017, de https://www.youtube.com/watch?v=3k4QCjH_iBg

Tzu, S. (2003). El arte de la guerra. Madrid: Editorial Fundamentos. Obtenido de Biblioteca Virtual Universal.

Valdivielso, J. (2016). El populismo según Ernesto Laclau. Astrolabio. Revista internacional de filosofía, 52-61. Recuperado el 25 de marzo de 2017, de http://www.raco.cat/index.php/Astrolabio/article/viewFile/311838/401918

Van de Pas, B. (21 de febrero de 2017). PVV popular but not among young voters. Recuperado el 21 de marzo de 2017, de STATISTA The Statistics Portal: https://www.statista.com/chart/8178/pvv-largest-party-but-not-among-youth/

Vaudano, M., & Pouchard, A. (9 de febrero de 2017). Etrangers, décret anti-immigration… Les affirmations trompeuses de Marine Le Pen dans « L’Emission politique ». Le Monde – édition globale. Recuperado el 18 de marzo de 2017, de Le Monde: http://www.lemonde.fr/les-decodeurs/article/2017/02/09/etrangers-muslim-ban-des-affirmations-de-marine-le-pen-verifiees_5077410_4355770.html

Yoann Prieure. (22 de agosto de 2014). Immigration – Voici ce que pense Marine Le Pen ! Recuperado el 18 de marzo de 2017, de https://www.youtube.com/watch?v=8wU4z7MvLm0&t=55s

Anuncios

Si quieres dejar un comentario, debes saber que aceptamos sintaxis Markdown (https://markdown.es/). Nota sin embargo que no se aprobarán aquellos que superen las 250 palabras, o contengan afirmaciones no demostrables y/o indecorosas sobre nuestros inefables dirigentes.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s