Minientrada

El etnocentrismo explicado en dos ejemplos.

De etno-, centro e ismo.

1. m. Antrop. y Sociol.  Tendencia emocional que hace de la cultura propia el criterio exclusivo para interpretar los comportamientos de otros grupos, razas o sociedades.

El etnocentrismo es una de las fuentes de conflictos más frecuente en las interacciones interculturales. Ocurre continuamente, tanto hacia nosotros como a la inversa. Sólo se corrige cuando el sujeto (de subjetivo) es lo suficientemente maduro para aceptar que no está en poder de la verdad, que no mea colonia, ni caga mármol (esto ya es más discutible, que el estreñimiento es muy malo), y que no es necesariamente la persona más inteligente de las allí reunidas. Por imposible que nos pueda llegar a parecer esto último.


Algo de comer a deshoras.

Me encontraba con mi familia tomando un café en la terraza de un bar, en un pueblo del cinturón metropolitano de Barcelona. Sería esa hora imprecisa en la que es tarde para merendar, pero pronto para cenar.

Se acercó un grupo de marroquíes, indudablemente musulmanes. Vestían al modo ritual, con una chilaba blanca y cubierta la cabeza con el taqiyah, una gorra circular. Se sentaron en una mesa al lado nuestro. Iban charlando animadamente, aunque dada mi ignorancia del idioma, no entendí ni una palabra.

Uno de ellos llamó al camarero y le preguntó qué podían comer. El muchacho les dijo que la cocina aún no estaba abierta, pero les podía poner algo frío para picar. Y aquí empezó a recitar las mil y una formas de servir carne fría de cerdo: jamón, chorizo, fuet,  butifarra, … Debió notar el hombre que algo iba mal, porque se puso colorado y aceleró, enfilando una lista inacabable de derivados porcinos. Mientras tanto, el rostro de los musulmanes también pasaba por una diversidad de colores, predominando al final el rojo fuego. Antes de que el camarero hubiese siquiera terminado su larguísima carta de gorrinadas, sus parroquianos vestidos de blanco se habían marchado airadamente, mascullando lo que supuse eran maldiciones e insultos por tono y volumen.

Veamos, dignos conciudadanos. Si el musulmán, que hablaba un perfecto castellano, hubiese sido algo más circunspecto, habría apreciado (a) que el camarero no tenía mala intención, y (b) que, de hecho, les estaba exponiendo lo que para un español no musulmán (ni judío) hubiese sido una lista de manjares (al menos a mí se me hizo la boca agua).

Y si nuestro sistema escolar fuese realmente multicultural, el camarero habría sabido que (a) esos clientes eran musulmanes y no comen cerdo, y (b) que ofrecerles todos esos platillos era como describirle la carta de postres a un diabético. Y eso, os lo digo por experiencia, cabrea.

En resumen, una fruslería que acabó en ofensa.


Los periodistas monolingües y el mayor.

Es conocida la anécdota ocurrida en una rueda de prensa del mayor de los Mossos Josep Lluis Trapero. Este hombre, que recordemos que no debía haber dormido mucho en la última semana, estaba contestando a las preguntas de los periodistas. Seguía el protocolo habitual en las zonas bilingües: contestaba en el mismo idioma que había utilizado el periodista en su pregunta. Algunos plumillas se sintieron marginados y exigieron que las preguntas se respondiesen en “español” (como si el catalán fuese austro-húngaro). Trapero volvió a explicar el protocolo, pero los gacetilleros se empecinaron,  ahuecaron las plumas y se marcharon dando portazo. A lo cual el Mayor respondió resignado con una frase que lo peta en Twitter:

Por un momento los periodistas me recordaron el final del conocido soneto con estrambote de Cervantes:

Y luego, incontinente,
caló el chapeo, requirió la espada,
miró al soslayo, fuese, y no hubo nada.

Ahora vayamos al etnocentrismo. Presumo por lo ocurrido que los periodistas monolingües están acostumbrados a las ruedas de prensa en Madrid, poco sospechosas de ser plurilingües, teniendo en cuenta el nivel de idiomas de nuestros dirigentes capitalinos. Ignoran los protocolos cuando los participantes hablan más de un idioma, y acaban exigiendo a una persona trilingüe que se exprese en monolingüe durante una conferencia de prensa en un escenario bilingüe. De ahí al “muera la inteligencia” hay varios pasos, pero tampoco tantos.

Para quienes no lo vean así, les remito a las entrevistas a entrenadores de fútbol: sin ir más lejos yo recuerdo a Guardiola contestando en cuatro idiomas en una rueda de prensa, o a Mourinho en tres (cuatro, si contamos los exabruptos). Y hablamos de fútbol, que no es que sea la gloria del intelecto.

En otros contextos, digamos Europa sin ir más lejos, he escuchado a dirigentes políticos contestar en inglés o en la lengua propia, según les viniese la pregunta. Y nadie se hizo cruces (creus, crosses, croix, …).

Pero tampoco el mayor Trapero estuvo fino, por muy excusable que sean las razones. Puesto que asistían periodistas de Madrid, debió recordar que no están acostumbrados a que se admitan preguntas, y mucho menos se contesten. Los pobres plumillas debían estar totalmente desconcertados: “¿Por qué preguntan esos periodistas? ¿No se había acabado? ¿Tan pobres son en Catalunya que ni siquiera tienen plasma? Ay madre, ¿y ahora qué digo? ¿Y qué será eso que hablan, francés? ¿Por qué hablará en francés este tío ahora? ¡Mierda! en el currículo puse que hablaba inglés nivel básico y ahora me van a pillar…


Acabo con la moraleja. Cuando os encontréis en una de esas situaciones en las que os tiente montar en cólera por la percepción de ofensa, mirad la cara del interlocutor.

pabloiglesias-rivera-funeral

Si no se parece a ninguna de éstas, probablemente se trate de un malentendido cultural. Sospechad que igual no hay para tanto, y preguntad, que en general es costumbre sana.

Anuncios

Si quieres dejar un comentario, debes saber que aceptamos sintaxis Markdown (https://markdown.es/). Nota sin embargo que no se aprobarán aquellos que superen las 250 palabras, o contengan afirmaciones no demostrables y/o indecorosas sobre nuestros inefables dirigentes.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.