Construyendo independentistas: el Prusés

En 2014 escribí un artículo titulado Cataluña y España: ¿son ellos, somos nosotros, o son los de siempre? Bueno, pues son los de siempre, nuestros inefables pirómanos españolísimos, a punto de chocar con la obcecación de los líderes cerriles de un Prusés descarrilado.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? La respuesta no es sencilla si no enfocamos el fenómeno independentista como lo que es, un proceso (en eso tienen razón) dinámico, que nace en 2006. Pero no se trata sólo de un fenómeno producido por intereses espurios (adjetivo que la RAE traduce por falsos y bastardos), que los hay, también hay un importante trasfondo irracional. Es necesario comprender el papel que juegan las ideologías, cargadas de creencias, y los sentimientos colectivos. Por esta razón incluyo dos relatos, uno es un mero repaso de hechos ocurridos en la década que empezó en 2005, el segundo un relato de emociones vividas desde la catalanidad. Es el otro punto de vista, ese que rara vez se escucha fuera de Cataluña.

Como decía, hay que retroceder a 2006, cuando el jefe de los pirómanos se jactaba de haber recogido 4.020.000 firmas en contra del Estatuto de Catalunya con una pregunta tramposa:

Recogida de firmas del PP contra el Estatut de 2006

Leed atentamente la pregunta. No se menciona el Estatuto catalán, y es difícil negarse al planteamiento de la pregunta. Así se entiende que más de 4 millones de españoles firmaran.  Recientemente el ex-ministro Margallo ha reconocido que tanto el recurso al Constitucional como la recogida de firmas fueron un error. No se espera que Rajoy reconozca nada.

Sigue leyendo

Anuncios
Minientrada

Blog del Gran Baladre: una teoría cuántica excremental (sic)

El Blog del Gran Baladre, hermanastro putativo de AlienSocial,  ha publicado un lamentable artículo pseudo-científico de pésimo gusto.

Si alguna razón se nos ocurriese para leerlo, sería valorar en su justa medida el conocimiento que aquí se ofrece. En AlienSocial publicamos artículos académicos ma non troppo, mientras que en Baladring se publica copro-ciencia. Una pena.


Si, pese a esta advertencia, alguien tuviese la insana inquietud por leerlo, aunque tan sólo fuera a efectos etnográficos, aquí os dejo el enlace:

EL INVERSOR DE SIGNO GRAVITATORIO EXCREMENTAL. UNA TEORÍA CUÁNTICA

La solución propuesta por P.Baladring

Pocos días antes de desaparecer, el bicho que se hace llamar P.Baladring decidió anticipar sus conclusiones en el blog amigo Vota y Calla.

Como de costumbre, a un problema complejo le relacionó una solución absurda, y sin embargo totalmente racional: si a la humanidad sólo la mueve masivamente la religión, el sexo y la violencia, creemos una religión basada en el sexo y la violencia.

En fin, que si queréis echarle un vistazo a la inefable propuesta, leed el artículo Inventando una nueva religión, que me sorprende no haya recibido un título blasfemo del estilo de Por dios y el sexo, caminemos hacia la salvación. O algo así.

Aquí os dejo el enlace al artículo, y os recomiendo seguir al amigo Salva, factotum del blog Vota y Calla.

Dioses reunidos en Davos. En primer plano, unos seguidores en actitud de oración.

Gracias, y un saludo

NB: si alguien se encuentra con P.Baladring, que no me lo devuelva. No importa qué hace con eso, ni cómo se deshace de él, pero que no me lo devuelva bajo ningún concepto.

Concluyendo: la visión alienígena

Para cerrar la serie le hemos pedido a P.Baladring que incluya sus propias conclusiones, y esto es lo que nos ha enviado. Su teoría es que no hay gilipollas, sino idiotas, entendiendo como tales:

etimologia-idiota-cuadro

Preferimos no entrar en detalles con tan arriesgada hipótesis, así que lean el texto y decidan: Sigue leyendo

Votamos para hacer daño

Como alguien dijo, nos dejan elegir entre que gobiernen los de siempre, o quien ellos digan. En consecuencia ayer elegimos a nuestro Parlamento, y no hubo sorpresas: elegimos masivamente a los de siempre, porque sospecho que en el fondo votamos para hacer daño. Tantas veces seguidas no puede ser casualidad.

No sé ustedes, pero yo ya estoy harto de escuchar quejas hipócritas y propuestas absurdas, así que en lo que a mí respecta voy a dejar de tomarme en serio la política con minúsculas.  Ya se encargarán P.Baladring y sus amigos de regocijarse con este maravilloso país surrealista y estrafalario, donde el electorado contingente elige al presidente que es necesario, muy español y mucho español.

Eso sí, antes de irme quería quedarme a gusto. No voy a despotricar mucho, sólo apuntar con el dedo al rebaño de contingentes que, bien fuera por acción o por omisión, eligieron a un presidente innecesariamente surrealista y vergonzante.

Sigue leyendo