El desequilibrio de género en la investigación científica

En un estudio de sociología se nos pidió analizar una política de equidad para mujeres investigadoras científicas de la Generalitat de Catalunya. En sí la política carecía de relevancia, pero al iniciar la recopilación documental empezaron a aparecer rasgos de discriminación por género que no desmerecen en absoluto de los que podemos encontrar en cualquier otra área. 

Por ejemplo, sólo dos mujeres han recibido el nobel de Física desde 1901, y ambas lo compartieron con un hombre. La medalla Fields, el equivalente al Nobel de matemáticas, sólo ha sido otorgado a una mujer desde su institución en 1936, y ocurrió en la última edición de 2014.

Pero no se trata tan solo de la actividad investigadora per se. Según el barómetro de la Obra Social de La Caixa, en 2013 sólo un 21% de las personas que alcanzan una cátedra universitaria o el estatus de profesor emérito, son mujeres. No parece una deficiencia que quepa limitar en el espacio, el tiempo o un ámbito del saber, sino en un paradigma patriarcal globalizado.

La igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres a examenDentro de la propia profesión científica se minimiza el problema: mayorías significativas opinan que la equidad se alcanzará con el tiempo, que el acceso a cargos de responsabilidad es una simple cuestión de esfuerzo, que la ciencia no discrimina… Incluso una mayoría de mujeres participa de este consenso, sin base objetiva. Existe un sesgo heurístico, invisible y marginado de la Historia, que favorece estas perspectivas dóxicas, ese sentido común del discurso hegemónico, compuesto de ideologías y consensos que ya nadie cuestiona.

Desde el atomizado sistema político de decisiones se ejercen acciones incentivadoras que, además de su condición de asistémicas, tienden a enfocar los síntomas sin profundizar en las raíces sociológicas del problema.

Si en uno de los estratos más altos del pensamiento humano se producen estos sesgos, ¿cómo esperar una solución en los más bajos?

El objetivo de este artículo es analizar críticamente la situación de las mujeres en la ciencia, y describir el contexto en el que se desarrolla la desigualdad. Enfocaré el tema del desequilibrio de género en la ciencia desde una perspectiva de relaciones de poder, dentro del actual modelo global de sociedad red. El objetivo final de este trabajo es, partiendo de la identificación del problema sociológico, localizar las potenciales opciones igualadoras al alcance del colectivo discriminado.

Sigue leyendo

Anuncios

El Prusés desde la perspectiva sociológica

Al escribir el artículo anterior sobre el Prusés, el objetivo era demostrar que en este fenómeno de desafío al Estado existen al menos dos grandes tipos de discurso – el objetivo y el subjetivo – y que ambos son inseparables.

El primero se escribe desde la descripción política, el segundo desde la etnografía. Pero faltaba el punto de vista sociológico. Esta es la finalidad de este artículo, complementario al que le precede y sensiblemente más técnico. No es ni pretende ser un trabajo académico, pero sí tan riguroso como lo permite el espacio.

Intentaremos dar respuesta a esas preguntas cuya respuesta ignoran muchos de nuestros políticos españoles, y otros acaban de descubrir: ¿qué es una nación? ¿Lo es Cataluña? ¿Y España? ¿Puede todavía resolverse este conflicto? Con ello acabo esta mini-serie.

Y no, no creo que esta bocachanclada tenga nada que ver…

Sigue leyendo

Construyendo independentistas: el Prusés

En 2014 escribí un artículo titulado Cataluña y España: ¿son ellos, somos nosotros, o son los de siempre? Bueno, pues son los de siempre, nuestros inefables pirómanos españolísimos, a punto de chocar con la obcecación de los líderes cerriles de un Prusés descarrilado.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? La respuesta no es sencilla si no enfocamos el fenómeno independentista como lo que es, un proceso (en eso tienen razón) dinámico, que nace en 2006. Pero no se trata sólo de un fenómeno producido por intereses espurios (adjetivo que la RAE traduce por falsos y bastardos), que los hay, también hay un importante trasfondo irracional. Es necesario comprender el papel que juegan las ideologías, cargadas de creencias, y los sentimientos colectivos. Por esta razón incluyo dos relatos, uno es un mero repaso de hechos ocurridos en la década que empezó en 2005, el segundo un relato de emociones vividas desde la catalanidad. Es el otro punto de vista, ese que rara vez se escucha fuera de Cataluña.

Como decía, hay que retroceder a 2006, cuando el jefe de los pirómanos se jactaba de haber recogido 4.020.000 firmas en contra del Estatuto de Catalunya con una pregunta tramposa:

Recogida de firmas del PP contra el Estatut de 2006

Leed atentamente la pregunta. No se menciona el Estatuto catalán, y es difícil negarse al planteamiento de la pregunta. Así se entiende que más de 4 millones de españoles firmaran.  Recientemente el ex-ministro Margallo ha reconocido que tanto el recurso al Constitucional como la recogida de firmas fueron un error. No se espera que Rajoy reconozca nada.

Sigue leyendo

La protección por desempleo: parches varios, PREPARA incluido

En la entrada anterior afirmé que la protección por desempleo se había reducido significativamente, y que dentro del sistema, PREPARA no era más que el chocolate del loro. Pero éste no es el único programa que ha sido recortado, hay más.

Sus nombres acostumbran a ser rimbombantes, sus resultados mucho menos, y su complejidad administrativa una carrera de obstáculos particularmente retorcida y siniestra. Y todo para hacer algo sin cambiar nada, lo justo para tranquilizar al precariado (¿o debiera decir lumpen-precariado? Esto del post-marxismo me supera).

Vayamos por estos programas, por orden de aparición de los tres que sobreviven a nivel estatal, que los autonómicos son infinitos y yo, limitado. Sigue leyendo

La protección por desempleo: un derecho… por ahora

El 15 de agosto dejó de prorrogarse automáticamente el Programa de Recualificación Profesional (Programa PREPARA para los amigos) por haber descendido la tasa de desempleo del 18%.  He leído muchas informaciones erróneas al respecto, y parecería que se han dejado de proteger grandes colectivos. En realidad, ha desaparecido el chocolate del loro, que ni siquiera era formalmente tal. Y digo que era una nimiedad porque dentro del mar de parches que constituyen esta área de bienestar (es un decir), el PRP no es más que un parche menor, una chapuza legislativa de principio a fin.

Para situaros en contexto, voy a tratar de vencer mi renuencia a escribir sobre un tema en el que, desgraciadamente, soy un experto: la cobertura por desempleo.

Sigue leyendo