El caso 4F en Barcelona (II y final): posibles explicaciones

Unos días atrás presenté el caso que ocurrió en Barcelona el 4 de febrero de 2006 con el título El caso 4F en Barcelona (I): los hechos.  Trataba en ese escrito de relatar la historia de unos jóvenes que fueron detenidos, juzgados y condenados  por agredir a unos agentes de la guardia urbana, con el resultado de heridas muy graves en la cabeza a uno de ellos, que se encuentra tetrapléjico, ha perdida el habla y las funciones motoras. Patricia Heras, detenida en circunstancias aún menos claras, acabó suicidándose en 2011, dejando tras de sí un blog rebosante de poesía oscura: poetadifunta.blogspotcom.es.

El suicidio de Patricia Heras, junto con los premios recibidos por el documental Ciutat Morta: ni oblit ni perdó y su proyección en TVC, sonaron como un aldabonazo en la conciencia de los barceloneses porque aportan historias de torturas, abusos, confabulaciones, encubrimientos, prejuicios,… En definitiva unos niveles de injusticia que ya eran impropios en el siglo XIX cuando Émile Zola publicó su alegato J’accuse.

Es obvio que no puedo saber qué ocurrió exactamente, pero como observador en primera persona de los protocolos de actuación de la policía en Barcelona, me resulta más creíble el relato de Ciutat Morta que la versión oficial.

Si los hechos realmente ocurrieron como los cuenta el documental, ¿cómo pudo ocurrir en el siglo XXI y en una ciudad como Barcelona? Voy a intentar responder a esta pregunta desde una perspectiva de psicología social, pero en ocasiones puede resultar tan increíble que recomiendo visionar el siguiente documental antes de pasar a leer mi análisis. Porque si no supiésemos de estos experimentos, podríamos creer que se trata tan sólo de un caso aislado, o de unas pocas personas corruptas, y eso sería un error: así es como los humanos nos comportamos en sociedad.

Sigue leyendo

Anuncios

Castilla-la Mancha, prototipo de la España Popular (II): las instituciones

El gobierno del Partido Popular llegó a Castilla-la Mancha (CLM para abreviar) con la intención de quedarse y sentar cátedra para el resto de las autonomías. No improvisa, sino que está siguiendo una clara estrategia que requiere de cambios en el sistema electoral, en las instituciones, y en la cultura política. En el primer capítulo hablaba de los efectos de los cambios introducidos en el sistema electoral, en este artículo me centraré en la transformación de un sistema que ya era corruptor, en también encubridor. Es mucho más importante de lo que se percibe a simple vista, pero aún no es, en mi opinión, el cambio primordial. De eso hablaremos en otro capítulo. Mientras tanto, espero que hayan vaciado el orinal pero lo sigan teniendo a mano, porque allá vamos.
 
Ya mencioné en la ponencia de la propuesta del sistema electoral de EQUO-CLM que el sistema es corruptor por diseño al forzar que las Presidencias, tanto la autonómica como la estatal, sean parlamentarios electos: los dirigentes de un partido político mayoritario eligen a quienes ocuparán sus listas, que por lo tanto les deberán sus puestos, y los ingresos correspondientes. A cambio, las personas elegidas deberán apoyar a la cúpula de su partido cuando estos se presenten a la Presidencia de la Comunidad Autónoma, o del Estado. Hasta aquí, nadie le debe nada al electorado, que sólo puede elegir entre la lista preparada por un partido u otro.

Sigue leyendo

Castilla-la Mancha, prototipo de la España Popular (I): el sistema electoral

El gobierno del Partido Popular llegó a Castilla-la Mancha (CLM para abreviar) con la intención de quedarse y sentar cátedra para el resto de las autonomías. No improvisa, sino que está siguiendo una clara estrategia que requiere de cambios en el sistema electoral, en las instituciones, y en la cultura política. Este es el primero de los artículos que escribiré sobre este tema, quizás el más llamativo por su inmediatez, aunque en mi opinión  no el más importante. Sin embargo, por alguno había que empezar y el tema electoral está de actualidad…. Cójanse el orinal por si las náuseas y agárrense al manual de ética que tengan más a mano, que allá vamos.
En mayo de 2012 el PP conseguía por fin su ansiado triunfo en uno de los reductos del PSOE: Castilla-la Mancha. Algún ingenuo podría pensar que CLM fue reducto de las hordas rojas. Ni mucho menos, porque en esta región el símbolo del PSOE era por entonces don José Bono, el político de izquierdas más conservador y populista que imaginarse cabe. Lo sustituyó en 2011 – tras un aparatoso traspié en 2007 – una ambición vestida de mujer, doña María Dolores Cospedal García, que a rebufo de Esperanza Aguirre se aupó hasta la presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-la Mancha.

Sigue leyendo

Esas victorias que saben a poco (II): Castilla-la Mancha

Nota del autor: dudaba si continuar con el análisis empezado el domingo pasado porque probablemente la atención del personal esté más puesta en la abdicación del jefe del estado español (las minúsculas, hoy por hoy, son intencionadas) que en mirar hacia lo ocurrido el 25M. Luego he reflexionado y he llegado a la conclusión de que a) ninguno de mis conocidos está bien situado en la línea de sucesión, b) también lo tienen crudo para ser elegidos Presidentes de una futura III República, y c) a la que me descuide empieza el mundial y nos acordaremos del Rey y de las elecciones tan sólo los adictos. En conclusión, aquí voy.
 
Creo interesante analizar lo ocurrido en una comunidad tan peculiar como Castilla-la Mancha (CLM en lo sucesivo) por reunir muchos ingredientes para el fracaso que no se ha producido, aunque tampoco podamos hablar de éxito: escaso número de entidades territoriales locales consolidadas, Mesa Regional desguarnecida, comarca muy extensa y de tradición conservadora, enorme arraigo del bipartidismo…
 
Y un aviso a navegantes: quienes no gocen con el apasionante mundo de las relaciones numéricas, mejor pasen directamente al capítulo de conclusiones porque el análisis de provincias, ciudades y pueblos es bastante minucioso. Entre otras cosas, porque esta es mi comunidad y comprenderéis que tenga un especial interés en conocerla.
Dicho esto, entremos en materia.

Sigue leyendo

Esas victorias que saben a poco (I): EQUO/Primavera Europea

Es sabido que soy afiliado cotizante a EQUO, fui coordinador temático en mi región y candidato – ya sabéis: un relleno más o menos cualificado – en las listas europeas, pero a día de hoy un militante de base sin responsabilidad de partido. Esta situación me permite realizar análisis más objetivos: no represento a nada ni a nadie, ni tengo por qué poner cara sonriente para animar a las bases.
 
Quienes me conocéis podéis pensar que me estoy preparando para lanzar andanadas, o que voy a abandonar el barco de EQUO. Ni lo uno ni lo otro, tan sólo advierto que este es un post totalmente irresponsable, políticamente hablando.
 
Vamos al grano: EQUO ha conseguido el 53,8% de un eurodiputado, que era el objetivo que se había marcado la dirección del partido. Escaso objetivo era éste, ilusionante en una parecida proporción, o sea algo más de la mitad de una ilusión. Por esta razón renuncié a seguir en las listas, porque yo soy digital y necesito ilusiones enteras.

Sigue leyendo