El cambio climático, ese caloret…

No deja de ser complicado explicar esto del cambio climático a quienes no tienen ni idea de física de sistemas (incluido yo). Al fin y al cabo, ¿qué problema hay en unos pocos grados más de calor? Voy a intentar visualizarlo con una imagen.

Imaginaos una de esas peceras redondas de cristal que acostumbran a salir en los dibujos animados. Poned arena en el fondo, unas piedrecitas blancas encima, y lo cubrís de agua. Vamos a calentar el agua mediante energía cinética, o dicho para los de letras, cada vez que pasemos cerca cogemos la pecera y le damos una sacudida. Luego la dejamos en su sitio hasta la próxima vez que pasemos a su lado, y así durante todo un día.

Como le hemos cedido energía a la pecera, el agua – que representa la atmósfera – se habrá ido calentando. ¿Cuánto? Inapreciable, apenas una pequeñísima fracción de grado. La arena obviamente sigue en el fondo, porque tras cada sacudida vuelve a posarse al alcanzar el equilibrio.

¿Y las piedrecitas blancas? Han quedado enterradas, algunas asoman, otras no. Pues bien, las piedrecitas blancas éramos nosotros.

Antes de entrar en materia os dejo aquí un pequeño vídeo que muestra cómo este tema no está al alcance de cualquiera, y menos de algunos políticos de esos que cobran una pasta del erario público y salen elegidos una y otra vez:

(Moraleja: procura hacerte pasar por imbécil fingiendo no comprender el mecanismo del botijo y podrás llegar a portavoz del Partido Popular). Sigue leyendo

(Apocalíptica) despedida y cierre.

Baladring evolucionó a trancas y barrancas desde el viejo blogspot abierto allá por 2012, que recogía artículos escritos para la radio local y alguna que otra presentación técnica. Tras un período de reflexión que anuncié en su momento, he decidido suspender por tiempo indefinido mi actividad en ese espejo virtual. De vez en cuando puede ser que alguna barrabasada de nuestros nunca suficientemente denostados próceres me empuje a escribir algún reniego, pero para todo lo demás lego a mi alter ego P.Baladring el control de mi viejo blog.

No hubiese sido cortés dejar aquél blog sin despedirme y librar una última pieza para quienes tienen a bien leerme, así que aquí estoy con aquello que más me complace, aunque no lo haya prodigado tanto como debiera: plantear temas para la reflexión y un cierto debate interior.

Antes de iniciar la lectura, recomiendo esta genialidad del Intermedio para poner las emociones en situación.

Sigue leyendo

Castilla-la Mancha, prototipo de la España Popular (III): creando cultura popular

En el primer artículo de esta serie describía el efecto de los cambios introducidos a contrapelo en el sistema electoral para asegurarse la mayoría absoluta. En una segunda parte explicaba cómo el Partido Popular había eliminado de la escena aquellas instituciones que habrían tenido la capacidad de supervisar su acción de gobierno. Tuve que improvisar una adenda para explicar la tropelía que se pretende cometer con la elección de alcaldes, aun siendo consciente de que con ello me salía del ámbito castellano-manchego. En este tercer, y por ahora último artículo con permiso de nuestros ínclitos gobernantes, quiero dejar constancia de que la manipulación más profunda y descarada se ha perpetrado en el ámbito cultural, y que éste es el factor que permite todo lo demás. Así somos. 

El bipartidismo PP-PSOE ha gobernado Castilla-la Mancha sin interrupción desde 1982, siendo entonces el Presidente electo de la Comunidad José Bono, el dirigente socialista menos sospechoso de izquierdismo, nada menos que hasta 2004 ininterrumpidamente. Claramente no es ésta una tierra amante de innovaciones, ni tendente a asumir riesgos políticos. El Partido Popular lo sabe, y hace todo cuanto esté en su mano, aparcando valores éticos y morales, para permanecer en el poder ahora que por fin lo ha alcanzado. Y con más énfasis cuando la actual Presidenta María Dolores Cospedal García ha descubierto lo muy rentable que puede llegar a ser la política.

Ambos partidos explotan cuatro herramientas valiosas para controlar el voto y la acción ciudadana. Y menciono tanto a PP como PSOE, porque éste fue el primero en sembrar, que una cultura no se instaura en unos pocos años, son necesarias décadas.

Sigue leyendo

Esas victorias que saben a poco (I): EQUO/Primavera Europea

Es sabido que soy afiliado cotizante a EQUO, fui coordinador temático en mi región y candidato – ya sabéis: un relleno más o menos cualificado – en las listas europeas, pero a día de hoy un militante de base sin responsabilidad de partido. Esta situación me permite realizar análisis más objetivos: no represento a nada ni a nadie, ni tengo por qué poner cara sonriente para animar a las bases.
 
Quienes me conocéis podéis pensar que me estoy preparando para lanzar andanadas, o que voy a abandonar el barco de EQUO. Ni lo uno ni lo otro, tan sólo advierto que este es un post totalmente irresponsable, políticamente hablando.
 
Vamos al grano: EQUO ha conseguido el 53,8% de un eurodiputado, que era el objetivo que se había marcado la dirección del partido. Escaso objetivo era éste, ilusionante en una parecida proporción, o sea algo más de la mitad de una ilusión. Por esta razón renuncié a seguir en las listas, porque yo soy digital y necesito ilusiones enteras.

Sigue leyendo

¿Por qué Europa? (II) El contexto global

En el primer post de esta serie señalaba algunos de los elementos diferenciadores del contexto social en la migración hacia la sociedad del conocimiento, pero es importante también señalar los principales factores que rodean al estado español a la hora de trazar sus líneas políticas.

Obviamente, no pretende ésta ser una relación exhaustiva, y seguramente echaréis a faltar elementos conocidos – de los cuales los ecológicos y medioambientales no son los menores – que no los referiré por entenderlos ya conocidos y asumidos por los lectores de este trabajo.

Sigue leyendo