7 de 10 – Construyendo electores: comunicando a diestra y siniestra.

Se tiende a asignar una gran capacidad de convencimiento a los medios de comunicación de masas. Es una idea que se basa en dos factores: por un lado en una sobrevaloración de las teorías clásicas de la comunicación, y por el otro a causa de la fuerte tendencia a la concentración de la propiedad de los medios de comunicación en unos pocos grupos empresariales de gran alcance[1]. Citando a Castells (2003), “Ni la televisión ni otros medios determinan los resultados políticos por sí mismos, debido precisamente a que la política de los medios es un ámbito contradictorio… La mediocracia no contradice la democracia porque es tan plural y competitiva como el sistema político. Es decir, no mucho[2].

Y por supuesto gritamos contra los discursos del otro lado, mientras ese otro lado hace lo mismo con los mensajes de los nuestros. Aparentemente todos mienten y distorsionan, pero ¿es realmente así, o son sólo dos versiones del mismo discurso? ¿Estamos tan indefensos frente a las líneas editoriales? Mientras tanto, el único consenso extendido es la degeneración del periodismo, con puestos de trabajo inestables, mayor alineamiento con la línea editorial, y una notable pérdida de credibilidad.

Como habréis adivinado voy a hablar de la comunicación, pero para que veáis que el periodismo tampoco era tarea de santos varones y mujeres en el pasado, os dejo con este fragmento de la genial película de Billy Wilder, “Primera plana, remake de otro clásico de Howard Hawks que tampoco tiene desperdicio, titulado en castellano (vaya usted a saber por qué) “Luna nueva”.

Sigue leyendo

Comunicando: funciones de los medios de comunicación de masas en una sociedad democrática

Escribió M.Javiera Aguirre Romero en 2009 un estudio titulado “Medios de comunciación y democracia: ¿una relación necesaria o una relación impossible?“.  Coincido con ella en la anacronía en los principios morales y políticos enunciados respecto de su aplicación práctica en la sociedad actual, sin embargo considero imposible ignorar el impacto de Internet como complemento y contrapoder de  los medios de comunicación de masas en la esfera pública actual.

Analizaré pues las funciones de la mediocracia partiendo de la idea aportada por Castells (2003) de que “no contradice la democracia porque es tan plural y competitiva como el sistema político. Es decir, no mucho”. Sigue leyendo

La marca España en indicadores

Publicada el 29 de marzo 2013 para @EquoVdo on.

Si alguna vez queréis saber cómo nos ven las instituciones globales, hay que acudir a algunos indicadores de uso generalmente aceptado. Veamos algunos de ellos:

Igualdad distributiva: cuando se quiere observar la distribución de ingresos, lo indicado es consultar al coeficiente de Gini que publican la mayoría de las instituciones estadísticas reconocidas, como Eurostats. Según este índice, el valor 0 correspondería a un país en el que los ingresos se distribuyesen por igual entre todos sus habitantes, mientras que un índice 1 equivaldría a otro país donde una persona se quedase con todos los ingresos sin dejar nada para los demás.

España se sitúa en 0,35 en 2011. ¿Y esto es mucho o es poco? Bueno, teniendo en cuenta que en 2008 estábamos en 0,31 y que aquí más es menos, no vamos bien. Para situarnos,  las distintas medias europeas se sitúan en torno a 0,30 y sólo Portugal y Lituania están un poco peor (sí, Grecia nos supera en este ranking), no es para echar cohetes.

Sigue leyendo