Desmontando mitos: las elecciones europeas de mayo 2014

Cada vez que se acercan elecciones mucha gente se replantea el voto de las anteriores… pero acaba votando lo mismo o se abstiene.

Como además es sabido que participo de la vida política sin ánimo de lucro – ni expectativas de llegar a conseguirlo – es habitual que alguien se me acerque y me suelte alguna de estas frases tópicas y típicas, de equivocado saber popular.
 
Por eso, para meditabundos electores, dubitativos acerca de cuál es su opción, me atrevo a escribir estas líneas para desmontar algunos mitos.

¿Por qué Europa? (IV y última entrega) Las opciones ciudadanas

Tras situar en los artículos anteriores los contextos social e internacional, y analizar las opciones de las que dispone el gobierno para reforzar su pervivencia, sólo queda escudriñar las opciones de las que disponemos desde la ciudadanía para retomar el control de las instituciones.
No nos engañemos, ganamos algunas batallas pero vamos perdiendo la contienda, que nos aboca hacia un estado de subordinación comparable a los gobiernos absolutistas del pasado no tan reciente. Sin embargo, mientras España siga siendo una democracia formal aún podemos jugar algunas cartas. En mi opinión, estas son nuestras cada vez más escasas opciones.

Sigue leyendo

It’s people, stupid! = ¡Es la gente, alma de cántaro!

Días atrás acabé de leer Pan, educación, libertad, el tercer volumen de la trilogía de la crisis de Petros Márkaris – que dicho sea de paso, recomiendo encarecidamente – en el que me encontré este párrafo, enunciado por un viejo comunista a su amigo, a quien conoció siendo éste uno de los policías que lo guardaban en las cárceles políticas de la dictadura de los coroneles:
Mira, comisario. Yo me junté con los comunistas porque me dijeron que luchaban por una sociedad más humana. Lucharon durante setenta años hasta que, buscando la humanidad, se descuidaron de las cifras y se hundieron. Ahora vivo en una sociedad que busca las cifras y descuida a las personas. Esta también se hundirá. ¿Qué haces cuando tienes una gran empresa que se va a pique? Salvas lo que puedes y empiezas de nuevo con una tiendecita“.
 
No me impactó la frase porque la crea a pies juntillas, que tengo muchas dudas sobre la humanidad que buscaban los comunistas, sino por lo que tiene de simetría.

Sigue leyendo