Re-institucionalización del racismo y la xenofobia en occidente

Este es el segundo de los artículos académicos sobre el racismo y la xenofobia. Ahora se trata de averiguar si se está re-institucionalizando, y en ese caso qué exactamente se está fijando en la sociedad occidental, y hasta qué punto las raíces son profundas.

Contra el significado que le damos habitualmente a la palabra institución, no es una organización, sino la solución permanente que da la sociedad a problemas permanentes. Se han dado multitud de definiciones, una de las más sencillas que ha permanecido es la que emitió el antropólogo Malinowski en los años 40: “un grupo de gente unida u organizada para un propósito determinado”. Un ejemplo clásico es la familia.

No quiero sonar en este prefacio demasiado académico, que ya bastante formal es el texto, pero sí es importante recalcar que lo que está en discusión es hasta qué punto lo que está ocurriendo – Trump, Le Pen, etc. – es un fenómeno pasajero, o es algo que ha venido para – desgraciadamente y para nuestra gran vergüenza – quedarse.

segregación racial en Estados Unidos

Segregación racial en EEUU, años 50.

Sigue leyendo

Anuncios

La post-verdad en contexto

Este es el primero de una mini-serie de tres artículos académicos sobre la relación entre post-verdad, xenofobia y populismo. No se escribieron para ser publicados por lo que el estilo puede sonar más formal de lo habitual, pero por la vigencia de su temática he considerado interesante incluirlos en el blog.

Empezamos por el neologismo post-verdad, que en el fondo no es más que una falsedad que toma  apariencia de realidad cuando la interpretan las emociones. Cuando quien emite la post-verdad sabe cómo hacerlo, funciona, y generalmente convence. Que se lo digan a Trump, Marine Le Pen, y tantos otros. También en España, pero aquí se utiliza desprovisto de la faceta excluyente.

Tampoco es necesario que incluya palabras, puede emitirse una post-verdad en formato imagen, obteniendo el mismo resultado con menos polémica. Ved este ejemplo polaco:

Etnocentrismo y xenofobia en Polonia

La violación de Europa por el Islam. Publicado por la revista polaca wSieci. Fuente La Vanguardia.

Sigue leyendo

Minientrada

6 de 10 – Construyendo electores: los sesgos cognitivos.

En el capítulo anterior hice una lista resumida de los muchos errores en materia estadística a los que nos induce nuestro sistema de pensamiento, pero nos falta conciencia de los muchos sesgos cognitivos que intervienen en nuestras interacciones sociales. Y cuando finalmente queda claro que nos hemos equivocado intervienen mecanismos que justifican la decisión a posteriori para que no nos sintamos demasiado idiotas, o dicho de forma más académica, reducir lo que los psicólogos denominan disonancia cognitiva.

Para ello hablaré de la percepción y la formación de impresiones antes de entrar en las múltiples distorsiones de la realidad que crea nuestra mente para intentar que a) sobrevivamos como individuos, b) sobrevivamos como especie, y c) mientras tanto mantengamos razonablemente sana nuestra autoestima. Como ya dije anteriormente la percepción pura, objetiva, ni existe ni puede existir, así que retorcemos la realidad para que no nos haga demasiado daño.

Antes de empezar os recomiendo leer sobre el caso 4F, que ya relaté en dos partes: El caso 4F en Barcelona (I): los hechos y El caso 4F en Barcelona (II y final): posibles explicaciones. Ocurrió en Barcelona en 2006, y durante el juicio no se aceptaron los alegatos de tortura en un claro ejercicio de la aplicación de sesgos cognitivos. Fue una perfecta acumulación de amoralidad, espíritu de grupo, categorización social, sesgos y disonancias cognitivas.

El caso 4F: las torturas

El caso 4F: las torturas que una juez no admitió como tales

Sigue leyendo

Una visión antropológica del relato de la tragedia de New Cross: cuando emergió el racismo de las instituciones británicas.

En 1977 el partido conservador arrinconó los partidos más pequeños en las elecciones locales del Reino Unido, incluyendo el partido de extrema derecha Frente Nacional, un intencionado contribuyente al incremento de la tensión racial.

Mientras, la desigualdad económica crecía más rápido en Reino Unido que en el resto de la comunidad global del primer mundo. El desempleo, interpretado por el Consenso De Washington como un factor conveniente, se establecía en niveles mucho más altos para las minorías étnicas que para el conjunto de la sociedad británica, que asistía con cierta indiferencia institucional a los problemas sociales de los barrios obreros.

Las autoridades políticas del Reino Unido, encabezadas por Margaret Thatcher, desdeñaban las raíces de las quejas de las minorías tachando a quienes protestaban de criminales y consecuentemente dotaban a la policía de instrumentos de actuación con altas dosis de arbitrariedad.

Es en este contexto explosivo donde fallecieron trece personas en el incendio no accidental declarado en una vivienda de New Cross en la madrugada del 18 de enero de 1981, sin que se llegase a identificar a los responsables. Este dramático suceso, que no recibiría ninguna disculpa ni condolencia de las autoridades británicas, enlazaría unos meses más tarde con los disturbios de Brixton.

El artículo analizado – New Cross, la tragedia que hizo alzarse a los negros británicos, publicado por Walter Oppenheimer en El País, 14 de enero de 2011 – revisa lo ocurrido, transcurridos treinta años desde la tragedia y sin que el suceso haya sido aclarado.  Sigue leyendo