Cataluña y España: ¿son ellos, somos nosotros, o son los de siempre?

Tomando la definición de Jordi Pujol, que dijo que “es catalán quien vive y trabaja en Cataluña y quiere serlo”, yo he sido catalán durante un tercio largo de mi vida. Como por nacimiento y cultura soy manchego, creo ser competente para emitir mi opinión sobre el conflicto del engarce de Cataluña con una cierta ecuanimidad. Mi hipótesis, que intentaré demostrar en este artículo, es que no se trata realmente de que la mayoría de la ciudadanía catalana no quiera ser española, sino que les han llevado al convencimiento de que no merece la pena seguir esperando reconocimiento por parte de un Estado inmovilista y anticuado. Veremos si soy capaz.

Sigue leyendo

Anuncios

Castilla-la Mancha, prototipo de la España Popular (II,V): ¿elegimos alcalde?

Cuando finalicé el segundo capítulo de esta serie, pensé que no se podía llegar más lejos con los desatinos y la tergiversación del lenguaje, pero entonces escuché de Rajoy y compañía  algo llamado la elección directa de alcalde. No he podido resistirlo y por eso he creado este capítulo 2,5 (II,V en romano asimilado). ¿De verdad hablamos de eso? ¿De elegir directamente alcalde los ciudadanos? Veámoslo, y por si necesitáis poneros en situación, os pongo aquí este diálogo de esa gran película que es Amanece que no es poco.

Sigue leyendo

¿Por qué Europa? (I) El contexto de cambio social

Inicio aquí una serie de artículos para explicar las razones por las que creo que Europa es una clave de nuestro futuro, y la toma de las instituciones por la ciudadanía absolutamente fundamental.
Pero empecemos por el principio. Aquí van algunas pinceladas sobre el contexto social, tal y como yo lo interpreto:

It’s people, stupid! = ¡Es la gente, alma de cántaro!

Días atrás acabé de leer Pan, educación, libertad, el tercer volumen de la trilogía de la crisis de Petros Márkaris – que dicho sea de paso, recomiendo encarecidamente – en el que me encontré este párrafo, enunciado por un viejo comunista a su amigo, a quien conoció siendo éste uno de los policías que lo guardaban en las cárceles políticas de la dictadura de los coroneles:
Mira, comisario. Yo me junté con los comunistas porque me dijeron que luchaban por una sociedad más humana. Lucharon durante setenta años hasta que, buscando la humanidad, se descuidaron de las cifras y se hundieron. Ahora vivo en una sociedad que busca las cifras y descuida a las personas. Esta también se hundirá. ¿Qué haces cuando tienes una gran empresa que se va a pique? Salvas lo que puedes y empiezas de nuevo con una tiendecita“.
 
No me impactó la frase porque la crea a pies juntillas, que tengo muchas dudas sobre la humanidad que buscaban los comunistas, sino por lo que tiene de simetría.

Sigue leyendo

Tácticas políticas del Partido Popular (III y final…por ahora): Mariano Rajoy y el trilema de Rodrik

A raíz de los sucesos del Congreso, con Celia Villalobos en plan malvada madrina, he oído a varias personas exclamar que esto no es una democracia. Y es cierto: formalmente existen partidos políticos (unos más que otros) y votamos cada cuatro años (y no pidáis más), pero en realidad el sistema no está diseñado para que ocurra una democracia real, sino para salvaguardar a la Nación-Estado.
 
Para entenderlo, os recomiendo que releáis el trilema de Rodrik, pero por simplificar: entre democracia, estado-nación (pongamos que hablo de España) y globalización (en la versión financiera y fiscal, obviously), sólo existen tres posibles combinaciones de pares entre las que debe elegir el Gobierno español:

Sigue leyendo