Minientrada

Votante de derechas desasosegado

Nunca suficientemente alabado P.Baladring.

Verás, yo soy actualmente un desempleado, votante de derechas de toda la vida, del Partido Popular ahora, de Alianza Popular anteriormente, y de Franco si se hubiese presentado a unas elecciones.  Comprenderás pues que mi vergüenza me empuje a ocultarme tras el anonimato de un seudónimo.

Me corroe una duda que no me permite ni rezar un rosario sin perder el oremus: ¿tiene razón el rojazo de mi vecino del 1º- B cuando afirma que España siempre ha sido un país de izquierdas? Y en caso de ser cierto, ¿acabaremos teniendo un gobierno marxista-social-demócrata-liberal-populista-chavista que nos conducirá al negro abismo de la república roja?

Gracias anticipadas sapientísimo engendro.

Orapro Nobis. Sigue leyendo

Castilla-la Mancha, prototipo de la España Popular (II,V): ¿elegimos alcalde?

Cuando finalicé el segundo capítulo de esta serie, pensé que no se podía llegar más lejos con los desatinos y la tergiversación del lenguaje, pero entonces escuché de Rajoy y compañía  algo llamado la elección directa de alcalde. No he podido resistirlo y por eso he creado este capítulo 2,5 (II,V en romano asimilado). ¿De verdad hablamos de eso? ¿De elegir directamente alcalde los ciudadanos? Veámoslo, y por si necesitáis poneros en situación, os pongo aquí este diálogo de esa gran película que es Amanece que no es poco.

Sigue leyendo

Castilla-la Mancha, prototipo de la España Popular (I): el sistema electoral

El gobierno del Partido Popular llegó a Castilla-la Mancha (CLM para abreviar) con la intención de quedarse y sentar cátedra para el resto de las autonomías. No improvisa, sino que está siguiendo una clara estrategia que requiere de cambios en el sistema electoral, en las instituciones, y en la cultura política. Este es el primero de los artículos que escribiré sobre este tema, quizás el más llamativo por su inmediatez, aunque en mi opinión  no el más importante. Sin embargo, por alguno había que empezar y el tema electoral está de actualidad…. Cójanse el orinal por si las náuseas y agárrense al manual de ética que tengan más a mano, que allá vamos.
En mayo de 2012 el PP conseguía por fin su ansiado triunfo en uno de los reductos del PSOE: Castilla-la Mancha. Algún ingenuo podría pensar que CLM fue reducto de las hordas rojas. Ni mucho menos, porque en esta región el símbolo del PSOE era por entonces don José Bono, el político de izquierdas más conservador y populista que imaginarse cabe. Lo sustituyó en 2011 – tras un aparatoso traspié en 2007 – una ambición vestida de mujer, doña María Dolores Cospedal García, que a rebufo de Esperanza Aguirre se aupó hasta la presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-la Mancha.

Sigue leyendo

Esas victorias que saben a poco (III y final): Concluyendo

En la primera parte de este análisis electoral he procurado proporcionar una visión general de los resultados a nivel estatal. El título ya define mi percepción, que creo haber confirmado con los datos disponibles en el momento de escribir el artículo. En el segundo post he cerrado el foco sobre mi comunidad de Castilla-la Mancha (CLM) porque quería observar con mayor granularidad lo ocurrido en las provincias, ciudades y pueblos. Y dónde iba a hacerlo mejor que en mi entorno, donde comparto responsabilidad con otros ilusos (de ilusión).

Sigue leyendo

Esas victorias que saben a poco (I): EQUO/Primavera Europea

Es sabido que soy afiliado cotizante a EQUO, fui coordinador temático en mi región y candidato – ya sabéis: un relleno más o menos cualificado – en las listas europeas, pero a día de hoy un militante de base sin responsabilidad de partido. Esta situación me permite realizar análisis más objetivos: no represento a nada ni a nadie, ni tengo por qué poner cara sonriente para animar a las bases.
 
Quienes me conocéis podéis pensar que me estoy preparando para lanzar andanadas, o que voy a abandonar el barco de EQUO. Ni lo uno ni lo otro, tan sólo advierto que este es un post totalmente irresponsable, políticamente hablando.
 
Vamos al grano: EQUO ha conseguido el 53,8% de un eurodiputado, que era el objetivo que se había marcado la dirección del partido. Escaso objetivo era éste, ilusionante en una parecida proporción, o sea algo más de la mitad de una ilusión. Por esta razón renuncié a seguir en las listas, porque yo soy digital y necesito ilusiones enteras.

Sigue leyendo