Cuando las civilizaciones colapsan

Asumo que nadie discutirá que sin una sociedad compleja y estable no será posible la expansión a la explotación de otros entornos fuera de nuestro planeta, ya no hablemos de la galaxia. Por tanto, en esta búsqueda del Santo Grial de la tecnología y la energía, ya no se trata de individuos, sino de sociedades y culturas. De qué se componen las sociedades, cómo se estructuran, y qué requisitos deben cumplirse para su supervivencia. Y más en concreto de nuestra sociedad tecnológica capitalista, puesto que ninguna otra de las existentes actualmente parece capaz de avanzar en esa dirección.

Y las civilizaciones colapsan. Por muy optimistas que seamos no es posible negar que el Imperio Romano de occidente se fue al garete hacia el siglo V, tras una larga decadencia. Y muchas otras civilizaciones complejas de la antigüedad desaparecieron de la noche a la mañana en términos históricos.

Ya sé, ya sé, a nosotros no nos pasará, porque somos una civilización del Conocimiento, una civilización inteligente. Permitidme que insista sobre un punto que creo importante: en la serie  Construyendo Electores la palabra electores no tenía un significado únicamente político, que también, sino que se deriva de nuestra supuesta capacidad, como sociedad, de elegir en un determinado entorno de problemas del que somos conscientes.

definicion-de-inteligencia

En aquél contexto la inteligencia tenía el mismo significado que en esta otra serie: se supone que somos inteligentes y sabremos enfrentar a calzón quitado los problemas que plantean los Filtracos que vayamos identificando. ¿Estamos de guasa? ¿Creéis que está nuestra civilización preparada para ello? ¿A quién pondremos de chupa de dómine en primer lugar, a qué casta?

Claro que hay otro planteamiento posible, y es que simplemente seamos el reformatorio de las especies realmente inteligentes, que por eso se esconden y mal lo tendremos para cambiar.

Sigue leyendo

Buscando el Filtraco: la paradoja de Fermi

Durante el verano de 1950 se encontraban de cháchara unos cuantos físicos en el Laboratorio Nacional de Los Álamos, cuando cayeron en la debilidad de hablar de lo que estaba de moda: los platillos volantes y la posibilidad de vida extraterrestre. Como quienes estaban allí son de esos que en un eructo emiten más inteligencia en conjunto que un Consejo de Ministros en toda la sesión, la cosa acabó en una pregunta de lo más interesante. Fermi estimó que debían de existir en la galaxia (del Universo ni hablaron) unos cuantos millones de planetas habitables, que al menos unos cuantos miles deberían haber albergado civilizaciones avanzadas, y sin embargo no hay ni rastro. Una década más tarde, Drake llegó a la conclusión de que deberíamos ser capaces de detectar al menos diez civilizaciones avanzadas, pero hasta ahora la cosa se ha quedado en nada, cero, conjunto vacío, ni una.

Por tanto, la paradoja es que hay una alta probabilidad de que existan civilizaciones avanzadas, pero nuestra observación es que no las hay. Claro que hay una tercera posibilidad, pero que no resulta tan interesante desde el punto de vista analítico:

calvin-y-los-extraterrestres

Sigue leyendo

Concluyendo: la visión alienígena

Para cerrar la serie le hemos pedido a P.Baladring que incluya sus propias conclusiones, y esto es lo que nos ha enviado. Su teoría es que no hay gilipollas, sino idiotas, entendiendo como tales:

etimologia-idiota-cuadro

Preferimos no entrar en detalles con tan arriesgada hipótesis, así que lean el texto y decidan: Sigue leyendo

Minientrada

1 de 10 – Construyendo electores: cultura y sociedad.

Algunos conceptos son difíciles de aprehender, precisamente porque aunque todos creemos conocerlos de forma intuitiva es el propio proceso de socialización el que marca divergencias interpretativas, hasta que las palabras que los representan adquieren diferentes significados según la cultura del receptor.

 Utilizaré en este artículo definiciones extraídas de la antropología, la filosofía o la psicología para explicar por qué chocamos en nuestra visión de estas palabras polisémicas. Dejadme poner dos ejemplos: ¿es la tauromaquia cultura, siendo mayoritaria en nuestra sociedad? ¿Y la ópera, que claramente es minoritaria? Sin embargo, tendemos a reconocer como Cultura al arte en general, y la ópera en particular, mientras que cada vez se le niega con mayor vehemencia a la tauromaquia.

No contestaré ahora a estas preguntas, me temo que tendréis que leer el texto para ello. Mientras tanto os dejo con este vídeo para poneros en contexto:

Sigue leyendo

Dos museos etnográficos en la Mancha

En el fin de semana del 27 y 28 de febrero de 2016 visité dos museos etnográficos manchegos separados por 150 kilómetros: el de San Clemente es público y financiado por el municipio, el museo de Almagro es propiedad de sus fundadores, mantenedores y artífices, el matrimonio José Luis Andarias y María Teresa Valle.

Ambos museos comparten la organización por oficios de los utensilios expuestos, la época de éstos entre el final del siglo XIX y el principio del siglo XX con algunas excepciones datadas entre el siglo XVIII y mediados del siglo XX, y la economía de ambas regiones orientada a la agricultura y ganadería. 

En este ensayo expondré brevemente el contexto geográfico en el que se encuentran, la riqueza, o pobreza según el caso, de su contenido, y una visión general. Todo ello antes de entrar en los detalles culturales y sociales que fui capaz de identificar desde mi punto de vista de observador educado en el mediterráneo: un alienígena cultural en La Mancha. Sigue leyendo