Dos días de Semana Santa en la Mancha

Resido en Villarrobledo, una ciudad manchega de unos 26.000 habitantes. Lo bastante grande para que la cultura sea diversa, lo suficientemente aislado para que su índice de autoctonía[1] supere el 93% si contamos a los nacidos en el mismo pueblo (68%) y en otros de la comunidad.

Para los villarrobletanos o villarrobledenses – afectuosamente conocidos como “Troyanos[2]” – hay tres eventos festivos al año de gran impacto: carnaval, semana santa y el festival musical del Viña Rock. Los tres me son ajenos y cualquiera de ellos hubiese sido un buen objetivo de observación para un aprendiz de antropólogo, sin embargo al primero no llegué por tiempo, y el tercero hubiese superado mi capacidad de soportar el ruido, de forma que elegí observar durante dos días – jueves por la noche y viernes por la mañana – las actividades previas a las procesiones de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de Medinaceli[3].

Lo observado fue un palimpsesto de culturas, o quizás fuese más adecuado retorcer la terminología cuántica para hablar de superposición de estados culturales. En cualquier caso, una muy recomendable experiencia. Sigue leyendo

Anuncios

Reflexiones sobre los despidos en el Ayuntamiento de Villarrobledo

El Ayuntamiento de Villarrobledo aborda en los años 80 la prestación de servicios y la creación de infraestructuras básicas desde una situación de mínimo presupuesto. Infraestructuras y servicios que hasta la llegada de la democracia  eran precarias o, en muchos casos, inexistentes. Eran condición de dignidad.

En la década de los 90 se produce un periodo de desarrollo o expansión, con fuertes inversiones en equipamiento y servicios sociales. Una clave que se mantiene, erróneamente, en la siguiente década, donde el crecimiento disipa tensiones y evita enfrentarse a los verdaderos problemas;  una década cuyas postrimerías aparecen marcadas por la crisis; una década en la que hubiera sido necesaria una reflexión estratégica en busca de la gestión y el buen gobierno.
Sigue leyendo

Crónica de un fracaso: el Ayuntamiento de Villarrobledo despedirá otros 27 trabajadores

El equipo de gobierno del ayuntamiento de Villarrobledo sigue con su política de eliminación de puestos de trabajo municipales, y el 31 de diciembre aprobaba en pleno los presupuestos de 2013 que contemplan la reducción de la plantilla en otros 27 trabajadores.

Desde EQUO defendemos los servicios públicos y el fomento del empleo de calidad, sostenible y ecológico, y por tanto interpretamos este hecho es la consecuencia inevitable de una cadena de fracasos:

Sigue leyendo